Nuestro encargo consistió en redecorar y dar armonía a un frío y despersonalizado vestíbulo de un edificio de vecinos.