Una casa de nueva construcción, ubicada al lado de una vieja masía. Nos enfrentamos con el reto de construir una casa moderna que nos haga sentir integrados con el entorno, más rural que urbano.
Hemos jugado con dos tipos de suelo, pavimento rústico en la zona diurna y parquet envejecido en la nocturna, y ambos se unen en el distribuidor confeccionando una original alfombra. El diseño de los muebles y elementos auxiliares se ha realizado con tonos claros y formas y materiales envejecidos.