Todo está hecho a la medida de unas necesidades muy concretas. Se trata de un ático dúplex adquirido por los propietarios sobre plano. Nos encargaron el proyecto de interiorismo cuando el edificio aún no estaba construido, de manera que pudimos modificar los espacios según las preferencias de nuestros clientes, quienes querían espacios diáfanos en los que se conjugara funcionalidad y austeridad.