Realizamos el proyecto de distribución interior a partir del plano de arquitectura, cuando aún no estaba construida la casa y según las necesidades de los propietarios. Posteriormente se diseñó y decoró cada estancia de la vivienda con la premisa de que funcionalidad y diseño fueran de la mano. En este caso para dar idea de continuidad a toda la casa se utilizaron en todo momento tres materiales y tonos, madera de iroco, pavimentos y revestimientos color gris grafito y lacas blancas. También la fachada y los exteriores formaron parte del proyecto.